Visitas


Punto de giro en dramaturgia.



1)    
Escena2)     Punto de giro.3)     Ejemplo de punto de giro.4)     Bibliografía.


1.       Escena:

Es un fragmento de la narración que se desarrolla en continuidad en un mismo escenario. La escena se desarrolla en un mismo escenario y su desarrollo cronológico ha de ser lineal y continuo, es decir, sin elipsis (supresiones de ciertos momentos de la acción irrelevantes para la narración). La escena estará formada por uno o más planos, en cuyo caso habrá que cambiar la ubicación de la cámara determinadas veces pero siempre sin alterar la continuidad si seguimos el modelo académico.

2.       Punto de Giro

Una definición muy común dice que un Punto de Giro es una escena que imprime un ritmo diferente a nuestra historia. Es una escena clave que arroja a nuestro protagonista a una esfera de acción totalmente nueva y hace que todo sea diferente para él.
En una trama policíaca, el Primer Punto de Giro podría ser aquella escena en la que el policía que la protagoniza es acusado injustamente de un crimen que no ha cometido. Esta acusación lo obligará a probar su inocencia.
En una comedia romántica, el Primer Punto de Giro podría ser la escena en la que nuestra protagonista recibe la noticia de que su mejor amigo (el galán de turno) va a casarse. Una vez recibida esta noticia, ella hará todo lo posible por conseguir que esa boda se cancele y sea ella la que termine por casarse con él.
Los Puntos de Giro cambian el escenario en el que está transcurriendo nuestra historia y obligan a nuestro personaje protagonista a hacer todo lo posible por adecuarse a este nuevo entorno. Si no fuera por estos Puntos de Giro, todo estaría escrito en la historia desde el principio. Nuestro policía seguiría investigando su caso, nuestra enamorada seguiría soñando con su galán… pero de pronto sucede algo que cambia su objetivo: el policía pasa a querer demostrar su inocencia y la enamorada pasa a querer boicotear la boda de su amigo. Las cosas cambian y los protagonistas pasan a moverse en un entorno que no conocen y que les es profundamente amenazador.
Y es precisamente esa carga de amenaza lo que nos hace seguir leyendo.

3.       Ejemplo:

Pongamos un ejemplo práctico:
Un joven médico que vive en una gran ciudad abandona su trabajo cotidiano para viajar a una isla a investigar una extraña enfermedad.
Al de poco tiempo de llegar allí, comienzan a sucederse unos asesinatos.
La isla es tan pequeña que las autoridades le piden que actúe como forense.
La primera escena hace que el héroe llegue a un mundo diferente al suyo, sí, pero aún puede abandonarlo en cualquier momento. No es más que un visitante que puede coger el primer ferry de la mañana y volver a la gran ciudad.
Los asesinatos serán más bien un gancho: le informarán al lector de que pronto van a suceder muchas cosas interesantes en torno a ellos, pero no cambiarán en nada la situación de nuestro protagonista. Tendrán efecto sobre él y le harán responder de un modo concreto que le caracterizará ante los lectores, pero él seguirá pudiendo volver a la seguridad de su hogar… a pesar de que tengamos que tener en mente que nuestro personaje ha abandonado esa seguridad por algún motivo que tendrá mucho que ver con el tema de nuestra historia.
Cuando las autoridades locales recurren a nuestro héroe para que trabaje con ellos como forense, en cambio, cualquier posible vuelta atrás queda cortada de cuajo. Por una parte, estaría el deber moral contraído con esas autoridades. Y por otra estaría el hecho de que sería más que sospechoso el que un forastero llegado pocos días antes de esos asesinatos abandonara la isla.
El héroe ha atravesado el Primer Punto de Giro y ya no hay vuelta atrás.

4.       Bibliografía
- Cómo escribir un libro sin morir en el intento, taller de dramaturgia.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario